Certificación LEED para empresas: qué es y cómo obtenerla

Las empresas son conscientes de la necesidad que existe de incluir en sus procesos de producción y trabajo, hábitos de consumo que ayuden a convertirlas en espacios sostenibles y respetuosos con el medioambiente. Y uno de los pasos a seguir para conseguirlo, es empezar por fomentar el desarrollo de edificaciones con criterios sostenibles y de alta eficiencia energética.

Para ello, el U.S. Green Building Council (USGBC) ha elaborado el estándar internacional LEED, acrónimo en inglés de “Liderazgo en Diseño Energético y Ambiental”. Se trata de un sistema que consiste en la evaluación del acabado de una construcción según seis criterios principales: sostenibilidad, eficiencia en el aprovechamiento del agua, energía e impacto atmosférico, materiales y recursos empleados, calidad del ambiente interior e innovación y proceso de diseño.

Pero, ¿cuáles son exactamente  los propósitos de la certificación LEED?
  • Definir como “edificio sostenible” a través del establecimiento de un estándar de medición común.
  • Promover prácticas de proyecto integradoras para la totalidad del edificio.
  • Reconocer el liderazgo en materia medioambiental en la industria del medio construido.
  • Estimular y aumentar la competencia en Sostenibilidad.
  • Elevar la apreciación y el interés del consumidor sobre los beneficios que aportan los edificios sostenibles.
  • Transformar el mercado del medio construido hacia la sostenibilidad y ahorro energético.

Así pues, para la obtención de la certificación LEED, las empresas deberán responder a los siguientes requisitos y fases:

1. Registro del proyecto en el USGBC

2. Definición del tipo de certificación a la que se opta

3. Pre-evaluación: a partir de los datos obtenidos, intenciones y metas del Proyecto

4. Solicitud de la certificación

5. Revisión y certificación

Cabe destacar que obtener la certificación LEED es disponer de un sello de referencia para las empresas en cuanto a certificaciones medioambientales, que no sólo significa la consecución de objetivos para mejoras sostenibles, sino que implica involucrarse en las estrategias medioambientales y eficientes hacia una construcción sostenible.

En Magnovent, creemos que invertir en la creación de edificios sostenibles y la práctica de conductas de consumo inteligentes es apostar por un futuro mejor que ayudará a frenar el vertiginoso avance del cambio climático y a construir ciudades responsables con el medio ambiente.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *