Confort Térmico

SOLUCIONES DE CONFORT TÉRMICO PARA EDIFICIOS

Alcanzar el confort térmico en invierno y verano es muy importante, pero se vuelve obligatorio para edificios industriales, edificios públicos de techos altos u oficinas para garantizar la productividad de los trabajadores o el bienestar de los visitantes.

En invierno, los ventiladores de techo homogeneizan la temperatura, especialmente en edificios públicos o industriales con calefacción, bajando el aire caliente en las capas superiores. En consecuencia, la temperatura del aire del suelo aumenta. El sistema de calefacción radiante de Magnovent calienta las zonas requeridas al instante, evitando esperar a alcanzar una temperatura de confort en centros logísticos, terrazas, talleres, estadios, oficinas e incluso viviendas…

En verano, la ausencia de circulación de aire en los edificios crea una sensación térmica muy elevada en sus ocupantes por el efecto invernadero y el calor del sol puede ser irradiado desde techos y paredes cuando estos no están bien aislados. Mediante ventiladores de techo creamos una suave brisa que mejora la sensación térmica entre 2 y 6ºC, y atendemos un elevado número de renovaciones de aire por hora. Usando aislante térmico podemos reflejar y bloquear los rayos del sol.

SISTEMA NO CONFORTABLE

El principal problema que aparece al climatizar naves industriales o edificios de techos altos es que el aire caliente se ubica en las capas superiores en lugar de ubicarse en las capas inferiores, donde se ubican los ocupantes. Los calentamientos de aire tardan mucho tiempo en ser efectivos.

SISTEMA CONFORTABLE

Gracias a los ventiladores HVLS que homogeneizan la temperatura del edificio ya la calefacción radiante que calienta instantáneamente las zonas deseadas, el Confort Térmico se alcanza mucho más rápido.

SISTEMA NO CONFORTABLE

El principal problema que aparece en naves industriales o edificios de techos altos es que el aire estancado generado por el efecto invernadero provoca molestias a los ocupantes.

SISTEMA CONFORTABLE

Gracias a los ventiladores HVLS que crean un efecto de brisa en los ocupantes del edificio, la sensación térmica se reduce entre 2 y 6ºC. Añadiendo nuestra pintura cerámica se refleja el 95% de los rayos UV y se evita así el sobrecalentamiento del techo. Las ventanas automatizadas permiten evacuar el calor interior.