Durante los meses de verano, los ventiladores HVLS de Magnovent logran subir la temperatura de consigna del aire acondicionado en el aeropuerto de Valencia entre 4 y 5 grados, manteniendo el confort a sus pasajeros y proporcionando un ahorro energético anual estimado de 600.000 euros.

Aena Valencia