¿Cómo el modo reverso de los ventiladores HVLS permite ahorrar en calefacción?

El principal objetivo que persiguen las empresas que disponen de instalaciones con techos altos, es ofrecer durante todo el año el máximo confort y bienestar a sus empleados y clientes, y mantener en buen estado el equipamiento y material que se encuentra en su interior.

Para conseguirlo durante los meses más cálidos de verano, desde Magnovent recomendamos utilizar los ventiladores con la tecnología HVLS (High Volume Low Speed) en modo ‘ventilación’, los cuales combinados con el sistema de aire acondicionado convencional (HVAC) que dispone la propia instalación, permiten regenerar y limpiar el aire del local y mantenerlo libre de polvo y posibles partículas contaminantes, protegiendo así la salud laboral de los trabajadores.

Si lo que deseas es obtener las mejores condiciones ambientales en las instalaciones de tu empresa también durante el invierno, la solución más eficiente es utilizar los ventiladores HVLS en combinación con nuestro sistema de calefacción radiante, el cual consiste en la instalación de radiadores que utilizan el calor por infrarrojos y el gas como fuente de energía económica, generando la cantidad de calor óptima para sus ocupantes y los equipos.

En este caso, los ventiladores HVLS se deberán utilizar en modo ‘reverso’ para desestratificar el calor del local y climatizarlo de forma óptima. Es decir, el calor procedente de los sistemas de calefacción tiende a subir al techo de los edificios, lo que provoca la existencia de una gran diferencia de temperatura entre la parte inferior y la superior. Así pues, si utilizamos ambas soluciones en conjunto esto se soluciona, ya que el flujo de aire mejorado por los ventiladores se reparte de forma uniforme por todo el espacio del edificio y, al mismo tiempo, hace que el sistema de calefacción no tenga que trabajar tan duro, maximizando así su funcionamiento.

En definitiva, para estos meses más fríos del año, utilizar los ventiladores HVLS en modo reverso en combinación con la calefacción radiante es la mejor opción, pues no sólo te permitirá ahorrar en calefacción, sino también reducir costes energéticos de hasta el 40% y ofrecer unas condiciones ambientales óptimas capaces de mejorar la satisfacción de tus clientes y aumentar la productividad de los trabajadores.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *