Cómo los ventiladores HVLS pueden controlar la humedad del espacio

¿Sabías que la humedad puede causar grandes problemas en tu instalación? Así es, si tu local sufre altos niveles de humedad, ésta puede acarrear grandes consecuencias negativas no sólo para la propia instalación, sino también para el equipamiento de su interior y la salud de sus ocupantes.

Las condiciones ambientales en cualquier instalación no deben constituir una fuente de incomodidad o molestia, por lo que se deben evitar temperaturas y humedades extremas, cambios bruscos de temperatura, corrientes de aire molestas y olores desagradables, entre otros. Y en este sentido, la humedad es un aspecto fundamental a tener en cuenta, ya que puede representar un foco de contaminación y de malestar para trabajadores y usuarios, dando lugar a la aparición del síndrome del edificio enferno (SEE), definido por la Organización Mundial de la Salud como un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en espacios cerrados.

Así pues, para evitar la aparición de zonas húmedas en tu local, apuesta por una ventilación de calidad y elige nuestros ventiladores HVLS (High Volume Low Speed), los cuales son capaces de reducir el crecimiento de bacterias, mejorar el control de los niveles de humedad y aumentar la calidad del aire y confort térmico.

Estos ventiladores de la serie AirVolution-D, se caracterizan además por su potencia de última generación con el uso de un motor de accionamiento directo 3 veces más pequeño, pero 5 veces más potente; su inteligencia gracias al procesador AirBrain que permite integrar fácilmente todos los sistemas del edificio y operarlos desde el suelo, así como su mecanismo silencioso, ya que al eliminar los engranajes, el ruido desaparece.

Asimismo, representa la solución más eficiente y sostenible para climatizar tu local, ya que mueve grandes cantidades de aire, repartiéndolo de forma uniforme por todo el espacio y consumiendo menos energía que los sistemas de climatización convencionales.

En definitiva, desde Magnovent recomendamos que, para mantener unas condiciones ambientales óptimas en cualquier instalación, la temperatura debe estar en torno a los 22-24º con un índice de humedad que no cree sensación de agobio y, para ello una correcta ventilación es la clave.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *