Caso de éxito: Instalación del sistema de ventiladores HVLS en el Aeropuerto de Jerez

ventiladores hvls en aeropuerto de jerez

El Aeropuerto de Jerez tenía un objetivo claro: reducir el consumo de energía tanto en invierno como en verano. Para ello, desde Magnovent propusimos la instalación del sistema de ventiladores HVLS como la solución idónea, ya que no sólo reduce el consumo energético de climatización sino que proporciona confort constante para los usuarios.

El Aeropuerto de Jerez aceptó nuestra propuesta para dicha instalación con el objetivo de mejorar la climatización del espacio, la productividad de los trabajadores y el bienestar de los usuarios, consiguiendo las ventajas que se detallan a continuación durante todo el año.

En invierno:

La nave del Aeropuerto de Jerez mostraba diferencias importantes de temperatura entre el techo y el suelo (con o sin el sistema de climatización funcionando) y nunca se conseguía una temperatura uniforme en el recinto, por lo que se desperdiciaba energía para calentar las zonas más altas de la nave.

Con el sistema HVLS de Magnovent, se ha logrado unificar la temperatura en todo el recinto. Además, tanto con el sistema de climatización encendido como apagado, la temperatura se mantiene estable y constante, consiguiendo que las máquinas de climatización descansen más tiempo.

En verano:

Durante la época estival el Aeropuerto de Jerez utiliza el este sistema HVAC, una solución de climatización que mezcla el aire caliente y el frío existente. Para la climatización óptima durante estos meses más calurosos del año, la opción más efectiva es complementar este sistema con nuestros ventiladores HVLS para proporcionar un confort térmico a los empleados y viajeros. Las ventajas más destacadas de la utilización de esta solución durante el verano son:

  • Con la combinación de ambos sistemas (HVAC y HVLS), el ahorro energético es de un 25% frente a los sistemas tradicionales de climatización.
  • Cuando el ventilador HVLS genera una brisa a baja velocidad, la sensación térmica es de 2°C a 6°C inferior, lo que representa un aumento en la productividad laboral y una reducción del estrés térmico.
  • Con el sistema HVLS, el aire interior se renueva y disminuye la temperatura, eliminando así el efecto invernadero.
  • Gracias al gran desplazamiento de aire y cobertura de cada ventilador, son necesarias pocas unidades por m3 y, por tanto el consumo es mínimo.
  • Para facilitar la operativa diaria del aeropuerto en verano, las puertas pueden mantenerse abiertas, ya que el uso de nuestros ventiladores no supone pérdidas de temperatura.

Desde Magnovent, creemos en la eficiencia y ahorro energético que nuestras soluciones ofrecen. Y por ello, otros Aeropuertos como Madrid, Valencia, Sevilla y Menorca confían en nosotros para la gestión de la climatización en sus instalaciones.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *