Ventilación en naves industriales

Ventilación en naves industriales

Uno de los problemas que se plantea un propietario es el de mantener una adecuada ventilación en su nave industrial. Existe mucho desconocimiento general acerca de esta materia y muchos clientes acaban desembolsando una gran cantidad de dinero en sistemas que no son del todo eficientes, o que simplemente no es el más adecuado para ese edificio. Por esto mismo queremos arrojar algo de luz sobre esta materia de cara a facilitar la decisión, esclareciendo la normativa vigente, qué opciones existen  cuales son sus ventajas e inconvenientes de cada sistema de ventilación en naves industriales.

 

Normativa de ventilación en naves industriales

En España existen unas leyes que regulan cuales son las condiciones climáticas que deben aplicarse en los lugares de trabajo. A continuación enumeramos y explicamos aquellas aplicables a nuestro caso: la ventilación de naves industriales.

  • Anexo III del BOE-A-1997-8669: En este Real Decreto, se estipula las condiciones de temperatura, humedad y velocidad del aire en distintos entornos de trabajo. Dado que en naves industriales suele hacerse trabajos de fabricación y logística, vamos a aplicar los valores relativos a actividades ligeras.
    1. La temperatura deberá estar entre los 14 y los 25ºC.
    2. La humedad relativa deberá estar comprendida entre el 30% y el 70%.
    3. Los trabajadores no deberán estar expuestos de forma frecuente o continuada a velocidades superiores a 0,75 m/s en trabajos no sedentarios en ambientes calurosos. Esta velocidad será inferior para ambientes no calurosos y trabajos sedentarios como se indica en el documento.
  • Disposición 19915 del BOE núm. 298 de 2009: Aquí se regula que en lugares públicos y espacios de trabajo la temperatura de consigna del aire acondicionado no puede estar por debajo de 26ºC.
  • Real Decreto 1027/2007: Se indica que la renovación mínima de aire en edificios comerciales debe ser de 8 decímetros cúbicos por segundo por persona.

Teniendo en cuenta todos estos márgenes que la ley nos marca, vamos a buscar cuales serían los medios a nuestro alcance para ventilar una nave industrial.

 

Tipos de ventilación en naves industriales

Existen varias formas de ventilar cualquier edificio. El principio fundamental por el que se basa la circulación de aire son las diferencias de presión. Estas pueden conseguirse de forma natural aprovechando las condiciones climatológicas o mediante sistemas mecánicos que fuercen estas diferencias de presión. A continuación enumeramos algunas y explicamos su funcionamiento.

Ventilación Natural

Son los sistemas de ventilación más económicos que existen. Mediante la generación de aberturas en el edificio estratégicamente colocadas, se puede conseguir que el aire circule y se renueve por acción del viento o de fuerzas físicas.

  • Cruzada: Con oberturas en paredes opuestas del edificio se generan corrientes naturales de aire que mejoran el confort y renuevan el aire en la estancia.
  • Natural inducida: El aire caliente es más ligero que el aire frío por lo que tiende a acumularse en los estratos superiores del edificio. Para aprovechar este fenómeno, mediante oberturas en las zonas bajas del edificio y en el techo, se consigue renovar el aire. El más caliente escapa por las oberturas superiores haciendo espacio para que entre aire exterior por las oberturas inferiores.
ventana automatizada ventilación natural
Ventanas automatizadas para permitir la renovación de aire.

Estos son dos de estos sistemas. Su principal ventaja es que son los  más económicos pues no suponen una inversión extra económica (no requieren mantenimiento, ni consumen energía eléctrica) pero son difíciles de controlar pues están a merced de las condiciones climatológicas y pueden llegar a ser insuficientes.

Ventilación Forzada

La ventilación forzada es aquella que se consigue mediante la generación artificial de presiones de aire en el ambiente.

  • Por sobre-presión: Con ventiladores se crea una presión positiva que introduce aire en el edificio y sale de forma natural por ventanas, puertas y exutorios.
  • Por depresión: Mediante ventiladores se genera una presión negativa que extrae el aire del edificio dejando espacio para que entre aire nuevo por ventanas y exutorios. El ventilador Airwall es un eficiente ejemplo de ello.

airwall nave industrial

  • Ambiental o general: Este tipo de ventilación es aquella que busca que el aire circule por toda la estancia antes de salir.

confort térmico 2

  • Localizada: en caso de haber un foco de contaminación de aire, mediante campanas puede extraerse este aire y evitar así que circule por todo el espacio de la nave.

 

Soluciones de ventilación en naves industriales

Sabiendo ya qué límites podemos alcanzar y qué recursos disponemos para ventilar un edificio, vamos a ver algunas de las aplicaciones que tiene la ventilación.

Mejorar el confort

Si bien los sistemas de ventilación no consiguen reducir ni aumentar la temperatura del aire, sí pueden mejorar el bienestar de los trabajadores de nuestra nave industrial, y en consecuencia su productividad. El aire en movimiento consigue mejorar la sensación térmica en función de su velocidad, como puede apreciarse en el siguiente gráfico.

Como se aprecia en el diagrama, si una nave está a 27ºC en un ambiente húmedo, si conseguimos mover el aire a una velocidad de 0,75 m/s (máximo permitido de forma continua) conseguiríamos una sensación térmica de 24,5ºC.

Para ventilar toda una nave manteniendo un nivel óptimo de confort recomendamos cualquiera de nuestros modelos HVLS. Estos ventiladores no sólo son una magnífica opción de ventilación general sino que sus largas aspas permiten mover grandes cantidades de aire a muy bajas revoluciones por lo que el ahorro energético es realmente notorio con respecto a otros sistemas de ventilación. Permiten regular su velocidad a voluntad del usuario así como activarlo en modo reverso. En una nave industrial es realmente útil este modo, dado que todo el calor generado que se acumula en el techo de la nave, es repartido por la estancia, consiguiendo una temperatura homogénea y que ese calor llegue a nivel de suelo.

Reducir la humedad

piscina ventilar instalaciones deportivas

Si los niveles de humedad de nuestra nave son demasiado elevados, instalar un sistema de ventilación por depresión que evacue la humedad del ambiente sería la solución más óptima. Desde Magnovent, recomendamos la utilización de nuestros ventiladores AIRMAX en combinación con exutorios. Con una IP65, estos ventiladores garantizan una larga vida en condiciones de alta humedad, al estar el drive y el motor protegidos contra partículas y líquidos.

Procesos de producción

Los ventiladores HVLS también tienen aplicaciones en los propios sistemas de producción. Hay productos como ciertos alimentos o líquidos que se someten a procesos de secado. El aire que generan nuestros ventiladores permite acelerar estos procesos aumentando así la productividad.

Por otro lado, igual que permiten mejorar el confort de los seres humanos, los animales de granja también se benefician de este confort térmico. Manteniendo la temperatura óptima para el ganado en las granjas se consigue reducir su estrés y así mejorar su productividad de leche o huevos.

ventilador-industrial-hvls-granja-obejas

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *