Ahorro de energía con sistemas de climatización inteligentes

Ahorro de energía con sistemas de climatización inteligentes

Viviendas inteligentes y eficiencia energética

La eficiencia energética y el ahorro de energía es algo a lo que se le da mucha importancia en la actualidad. Cada vez estamos más concienciados acerca de la importancia de reducir el consumo de energía en nuestros hogares, no sólo por ahorrar, sino para reducir la contaminación. Por ello, se busca que las industrias y viviendas sean cada vez más eficientes, y una manera de conseguirlo es usando los sistemas domóticos e inteligentes.

El Internet de las cosas es la referencia a la interconexión digital de objetos de uso cotidiano con Internet, lo cual permite una mayor conectividad entre el objeto y el usuario. Su aplicación ha permitido el desarrollo de sistemas inteligentes para todo tipo de espacios, que nos permiten usar de forma mucho más eficiente los diferentes sistemas y aparatos que se usan a diario.

 

Domótica y viviendas inteligentes

Los sistemas domóticos son un conjunto de instalaciones o equipos tecnológicos que tienen como objetivo el control y automatización de un inmueble para así aumentar la calidad de vida de sus habitantes. Algunas de las ventajas de este tipo de sistemas son la comodidad, seguridad, facilidad de gestión o el ahorro de energía que proporcionan.

Este tipo de sistemas poseen grandes ventajas como el aumento del confort, la seguridad, la comodidad de gestión o la reducción en el consumo de energía. Ésta última sería su mayor ventaja, puesto que el aumento de la eficiencia energética conlleva un gran ahorro económico.

De las viviendas inteligentes se dice que permiten un ahorro de entre el 25% y el 30% en comparación a las viviendas tradicionales.

Dentro de estas viviendas podemos monitorizar los diferentes consumos para saber dónde y en qué momento se consume más, adaptándolo todo en busca de la mayor eficiencia energética posible.

 

Domótica y ahorro de energía

Veamos cómo los sistemas domóticos permiten la reducción del consumo de energía en aquellos aspectos de nuestra vida cotidiana donde mayor consumo energético se produce.

Si bien este tipo de sistemas le dan mucho poder al control eficiente del usuario, lo cierto es que otra de sus grandes ventajas es que son capaces de “aprender” por sí mismos, determinando dónde se consume más y cómo se puede ahorrar más energía.

  • Iluminación

La iluminación inteligente no sólo consiste en poder apagar o encender la luz desde cualquier lugar sino que van mucho más allá. Los sistemas de iluminación domótica se también se pueden adaptar a la luz solar exterior, la habitación de la vivienda en que nos encontremos o quién esté en dicha habitación, creando perfiles de iluminación especiales que permiten reducir el consumo al mínimo posible.

Dentro de las posibilidades también destaca el poder controlar la potencia e intensidad de la luz, creando ambientes específicos para cada estancia. Además, se incluye en ellos el control de toldos, persianas o cortinas para aprovechar al máximo la luz del sol.

Seguro que has escuchado hablar de las bombillas basadas en diodos LED (Lighting Emitting Diode). Estas luminarias reducen el consumo en más de un 70%. También existen las bombillas LED inteligentes que aumentan dicho ahorro hasta el 85%. Además, estas bombillas se pueden controlar mediante una simple aplicación y una conexión a Internet, pudiendo determinar a distancia aspectos como el horario de encendido, la cantidad de luz natural exterior al que deben encenderse o reduciendo la intensidad de las mismas.

Ahorro de energía

  • Climatización

El 40% de la factura de energía se usa para climatizar la vivienda ya sea verano o invierno, por lo que el uso de aparatos y sistemas inteligentes se convierte en algo básico en busca de una gran ahorro.

Dentro de estos sistemas destacan los termostatos inteligentes, los cuales adaptan el funcionamiento del sistema a diferentes aspectos como la temperatura exterior, el momento del día o el usuario que controle el sistema. Tanto nuestros sistemas de calefacción radiante como las instalaciones de ventilación que realizamos, cuentan con termostatos con la última tecnología del mercado.

Estos termostatos inteligentes se pueden controlar desde fuera de casa por lo que, al llegar, podemos tener la casa a la temperatura adecuada.

Los sistemas de climatización inteligentes permiten determinar encendidos, apagados, generar y detectar pautas de uso para ponerse en funcionamiento, adaptarse a tus preferencias y anticipar cuándo llegarás a casa para tener lista la temperatura ideal.

Todos los productos que comercializa Magnovent son aptos para la conexión con sistemas domóticos. Las instalaciones que realizamos en industrias van totalmente automatizadas con la finalidad de controlar el consumo energético y evitar pérdidas.

Ahorro de energía

  • Electrodomésticos

Tras la iluminación y la climatización, los aparatos eléctricos es la tercera parte de una vivienda que más consume, por lo que un uso eficiente puede conllevar un gran ahorro económico.

En este sentido encontramos neveras que nos dicen qué podemos cocinar o hacen la compra online, hornos y vitrocerámicas que adaptan su funcionamiento a lo que se vaya a cocinar u hornos que se pueden encender de forma remota para que, al llegar a casa, estén listos para funcionar.

También se puede determinar (incluso lo puede hacer el propio sistema) que aparatos como el lavavajillas o la lavadora, funcionen en el horario en el que el precio de la electricidad sea menor o cuando no haya muchas cosas funcionando, para que no salten los plomos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *